ROSMA

Vacumterapia

La vacumterapia es un tratamiento estético que permite mejorar la salud y el aspecto físico de un paciente, especialmente en aquellas personas que tienen problemas de grasa localizada o acumulación de líquidos.

Conocer las características de este tratamiento no invasivo, así como dónde puede aplicarse permite hacerse una idea concreta de todos sus beneficios.

¿En qué consiste la vacumterapia?

La vacumterapia es un tratamiento de medicina estética de origen francés que se aplica para la eliminación de la celulitis y la grasa localizada, entre otros efectos positivos para la salud y el organismo.

Una de las características más importantes de esta terapia es que no resulta invasiva, por lo que sus efectos secundarios se reducen de manera significativa.

Para hacer una sesión de vacumterapia se emplea un manipuló que se coloca en el área del cuerpo a tratar.

Cumple con la función de succionar suavemente, a la vez que realiza un agradable masaje en la piel desde dentro hacia afuera.

De esta manera, el líquido retenido en las células se puede drenar fácilmente.

En definitiva, esta técnica está diseñada para moldear el cuerpo sin dolor, de manera rápida y eficaz.

Relación entre vacumterapia y celulitis

La celulitis o piel de naranja es uno de los problemas más habituales de las mujeres, con independencia de su edad o peso. Buscar tratamientos que permitan atajarla o, como mínimo, reducirla al mínimo.

Acabar con los nódulos de grasa localizados, perder volumen, eliminar toxinas y reforzar la zona afectada son los pasos a seguir para acabar con la celulitis. Y precisamente, la vacumterapia es una de las mejores aliadas para seguir todos estos pasos.

Esta técnica permite masajear la zona donde se encuentra la celulitis y activar la circulación de la sangre y de la linfa.

Así mismo, estimula la regeneración de las células y la producción del colágeno y la elastina mediante la succión de tejido adiposo.

A esta cualidad se debe añadir que facilita el drenaje de los líquidos acumulados y, por tanto, la expulsión de toxinas.

El resultado de combinar todas estas acciones es que la aplicación regular de sesiones de vacumterapia favorece la elasticidad y firmeza de la piel, reduciendo de manera evidente la celulitis.

¿Cuáles son los beneficios?

La vacumterapia es una de las técnicas de centro estéticos más empleadas para eliminar la celulitis.

Sin embargo, merece la pena analizar con detalle los principales efectos beneficiosos de este tratamiento sobre el cuerpo, tanto a nivel de salud como de estética:

  1. Facilita la eliminación de líquidos y toxinas. 
  2. Las sesiones estimulan la capacidad del organismo para drenar los líquidos acumulados.
  3. De esta manera, el paciente puede eliminar los desechos orgánicos del organismo.
  4. Esto propicia la mejora del aspecto de la piel y de su bienestar general.
  5. Mejora de la circulación. 
  6. Aplicar sesiones de vacumterapia permite activar tanto la circulación de la sangre como de la linfa en el organismo.
  7. Esto previene de manera eficaz la acumulación de líquidos y favorece el funcionamiento de diversos órganos.
  8. Alivio de la tensión muscular. 
  9. No hay que olvidar que la vacumterapia realiza un delicado masaje en la zona del cuerpo en la que se aplica.
  10. Además de las implicaciones del tratamiento estético, representa una ayuda inestimable a la hora de relajar y aliviar las tensiones musculares.
  11. Mejora de la calidad de la piel. 
  12. Someterse a sesiones de esta técnica con regularidad permite mejorar la calidad de la piel.
  13. Entre otros efectos, administra una superficial exfoliación sobre la epidermis dotándola de mayor luminosidad.

¿Dónde puedo aplicarla?

Este tratamiento es conocido por poder aplicarse en cualquier zona del cuerpo para remodelar la figura y eliminar las áreas con grasa localizada.

Resulta conveniente señalar que pueden usarla tanto mujeres como hombres. Aunque es cierto que la celulitis es un problema esencialmente femenino, los hombres también presentan, en muchas ocasiones, acumulaciones de grasa en ciertas zonas del cuerpo como piernas y glúteos.

Además, también es posible llevar a cabo la vacumterapia facial, que contribuye a mejorar la elasticidad del cutis al hacer que genere más colágeno y elastina.

El rostro adquiere una apariencia más tersa, firme y juvenil.