Dieta, el pan de cada día.

Dieta, el pan de cada día.

Una mentalidad equivocada: si piensas en una dieta como en un atajo para perder peso en vez de como un cambio de hábitos para mejorar tu salud es más probable que en algún momento abandones y recuperes el peso perdido.

Comer muchos hidratos de carbono refinados, como lo que se encuentran en el pan blanco, la pasta o los zumos de frutas, por ejemplo, puede ser contraproducente.

Estos hidratos no contienen nada de su fibra natural, un nutriente que nos ayuda a sentirnos saciados, lo cual reduce la cantidad de calorías total que comemos y, con ello nos facilita mantener el peso.

La gente que sigue un patrón regular de alimentación durante toda la semana, incluido el fin de semana, tiene mayores probabilidades de mantener su nuevo peso a largo plazo.

Mantente hidratado

Beber agua no adelgaza per sé, pero es importante por varias razones. Para empezar, te ayuda a sentirte lleno: según un estudio beber un vaso de agua antes de las comidas ayuda a reducir un 13% la ingesta calórica.

Además, se ha demostrado que mantenerse hidratado aumenta ligeramente la cantidad de calorías que se queman durante el día.

Duerme lo suficiente

Dormir o no lo que el cuerpo necesita es un factor de riesgo a la hora de ganar peso y podría interferir también en el proceso de mantenerlo.

El motivo es, en parte, que un sueño inadecuado aumenta los niveles de grelina, una hormona que afecta a nuestro apetito.

Además, las personas que duermen poco tienden a presentar niveles más bajos de leptina, otra hormona involucrada en el control del hambre y el apetito.

Por último, las personas que duermen poco y están cansadas tienen menos motivación para hacer ejercicios y tomar decisiones saludables.

Controla los niveles de estrés

Cuando sufrimos de estrés presentamos niveles más altos de cortisol, una hormona que se ha relacionado con mayores ratios de grasa abdominal, mayor apetito y mayor ingesta calórica.

Además, el estrés es un desencadenante común de la alimentación compulsiva, momentos en los que comemos aunque no tengamos hambre.

Comments for this post are closed.