Biorritmo intestinal

Biorritmo intestinal

Conocer y contribuir al funcionamiento en hora es clave para que nuestra energía, nuestro humor o nuestro sistema inmune funcione a pleno rendimiento.
Muchos problemas de salud que nos encontramos tienen relación con un ritmo intestinal alterado “¿sabías cuál es tu hora de ir al cuarto de baño?¿la respuesta?”

Hemos de saber que el intestino es una zona de paso: la comida llega, se digiere, se absorbe se distribuye a las células lo nutritivo y se desecha por las heces lo que no es.
Comprender que tu intestino es una zona de tránsito y no un cubo de basura que sacas a reciclar el fin de semana es crucial para evitar muchas enfermedades.

Tenemos que recuperar la relación con nuestro intestino conectar con nuestro ritmo real y personal y respetarlo si esto no ocurre el intestino se va ocupando de sustancias tóxicas y contaminantes que lo van inflamando, se altera la flora intestinal y el intestino enferma. Como consecuencia la digestión es más difícil y menos eficiente, los nutrientes se absorben peor, nos cuesta más evacuar y eso hace que tengamos menos energía, que estemos desnutridos que aparezcan intolerancias a determinados alimentos que no podemos digerir y que el acto de la digestión se convierta en algo desagradable y pesado: “se me hincha tanto el abdomen que tengo que soltarme el botón después de la comida”, “Que somnolencia me entra después de comer lo paso fatal”.
El mito si comemos adecuadamente y digerimos bien la digestión no tiene por qué restarnos energía no es cierto, pero sí lo es cierto que es un proceso que precisa mucha energía y atención, pero si usamos bien el conocimiento de cuerpo agilizamos mucho este proceso.
Por otro lado recuerda que si respetamos el ritmo intestinal de ingerir y digerir y evacuar, ayudamos a que las funciones de reparación que ha de realizar el intestino durante la noche se realicen de forma eficiente.
¿Sabías que la pared intestinal tiene una red neurológica tan compleja que ya está recibiendo el nombre del segundo cerebro? En el se libera al 80% de serotonina, la sustancia del bienestar y el 50% de dopamina, la sustancia que regula la motivación y el aprendizaje. Uno de los órganos más grande grandes responsables de la reparación del sistema inmune se encuentra en el intestino, el tejido MALT.¡Cerca de 70% de nuestro sistema inmune se repara allí durante la noche!. Es fácil comprender porque cuando estamos griposos necesitamos dormir y tenemos poco apetito. El cuerpo es sabio y nos lleva al descanso para poder reparar y fortalecer el sistema inmune, que al fin y al cabo será el que vencerá el virus de la gripe. Por todo por otro lado si tienes un sistema inmune habitualmente frágil, cuadros de infección, alergia y tumores; observa cómo es la calidad de tu sueño, de tu
alimentación y de tu ritmo intestinal ya que todos ellos están unidos e impactan en la salud de tu sistema inmune.

Rosana Bermejo.
DIETISTA NUTRICIONISTA

Comments for this post are closed.